Sentir la fraternidad de Cristo – Camino n.31


Camino 31. Egoísta. -Tú, siempre a “lo tuyo”. -Pareces incapaz de sentir la fraternidad de Cristo: en los demás, no ves hermanos; ves peldaños. Presiento tu fracaso rotundo. -Y, cuando estés hundido, querrás que vivan contigo la caridad que ahora no quieres vivir.
———
EDICIÓN CRÍTICA

El punto es de la misma época que el anterior y con semejantes características documentales. Es una ficha, procedente también de los «subproductos» de papel viejo que aportaba Francisco Botella.

Escrita de un golpe y sin la menor variante en el texto. La idea de fondo es de mucha importancia en la predicación de San Josemaría, que insistía constantemente en ella porque observaba entre los cristianos un déficit notable de esa fraternidad –la «fraternidad de Cristo»–, que asume en su seno, a la vez que la trasciende, a la «fraternité» de 1789 y a la moderna «solidaridad».

Las distintas formas de egoísmo y de «arribismo» eran fustigadas una vez y otra por San Josemaría. Tal vez esté detrás de este punto una meditación en la Legación de Honduras, de la que son estas palabras:

«Jesús no tolera a los que se apoyan en la fe para lograr un medro personal. Y nosotros, ¿no hemos de imitar su conducta en lo que atañe a nuestro camino, a nuestra vocación cristiana? Lo repetiremos: no se transige, no se ha de transigir nunca con los que quieran utilizar la Obra como peldaño» [1].

[1] Predicación en la Legación de Honduras de Madrid, «La santa intransigencia», 12-V-1937, pg 61; VIII.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *