El escapulario del Carmen – Camino n.500

Lleva sobre tu pecho el santo escapulario del Carmen. —Pocas devociones —hay muchas y muy buenas devociones marianas— tienen tanto arraigo entre los fieles, y tantas bendiciones de los Pontífices. —Además ¡es tan maternal ese privilegio sabatino!
Camino, 500

———
EDICIÓN CRÍTICA

En la hoja mensual «Noticias», que San Josemaría enviaba desde Burgos a los alumnos de la Academia DYA y amigos, dispersos por la guerra, se lee en el ejemplar de septiembre de 1938:

«Os recomendamos que llevéis siempre el Escapulario del Carmen. Si los pedís, os enviaremos escapularios con la frecuencia que deseéis».

Y en el de noviembre de 1938:

«Pedid escapularios de la Ssma. Virgen del Carmen: os los enviaremos a vuelta de correo. No dejéis de llevar sobre vuestro pecho esa señal de hijos predilectos de Santa María» [1].

San Josemaría Escrivá era terciario carmelita desde el 2 de octubre de 1932. Son interesantes las razones que da unos días antes:

«Dos cosas (además del Amor) me mueven a hacerme terciario carmelita: ‘obligar’ más a mi Madre Inmaculada, ahora que me veo más débil que nunca; y proporcionar sufragios a ‘mis buenas amigas las Animas benditas del Purgatorio’» [2].

Medalla -escapulario

En febrero de 1933 había escrito en sus notas, refiriéndose a los fieles del Opus Dei:

«Quiero que todos –ellos y ellas– lleven el Santo Escapulario del Carmen» [3].

Ahora propone a todos esta devoción mariana [4].

[1] AGP, sec A, leg 3, carp 3.

[2] Cuaderno VI, nº 823, 12-IX-1932. Sobre el tema vid Vázquez de Prada, I, pgs 464.

[3] Cuaderno VI, nº 917, 5-II-1933.

[4] Cfr Benedikt Zimmermann, «De Sacro Scapulario Carmelitano», en Anal. Ord. Carm. Disc. 2 (1927-1928) 70-80. Vid también Antonio Orozco, «Aprender en ‘Camino’ el amor a la Virgen», en Estudios sobre ‘Camino’, 1988, pg 352 nt 15.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *