>Camino y el espíritu del Opus Dei (n.2)

>CAMINO – Carácter – Punto 2
Ojalá fuera tal tu compostura y tu conversación que todos pudieran decir al verte o al oírte hablar: éste lee la vida de Jesucristo.
———
EDICIÓN CRÍTICA
El punto 2, escrito un mes antes que el punto 1º, procede también del Cuaderno V escrito por San Josemaría [1]. He aquí el texto:
«Ayer por la mañana, en la calle de Santa Engracia, cuando iba yo a casa de Romeo, leyendo el cap. segundo de San Lucas, que era el que me correspondía leer, encontré a un grupo de obreros. Aunque yo iba bastante metido en mi lectura, oí que se decían en voz alta algo, sin duda preguntando qué leería el cura. Y uno de aquellos hombres contestó también en voz alta: ‘la vida de Jesucristo’.
Como mis evangelios están en un libro pequeño, que llevo siempre en el bolsillo, y las cubiertas forradas con tela, no pudo aquel obrero acertar en su respuesta, más que por casualidad, por providencia. Y pensé y pienso que ojalá fuera tal mi compostura y mi conversación que todos pudieran decir al verme o al oírme hablar: éste lee la vida de Jesucristo».
El «ojalá» aparece en el Cuaderno como lo que fue: un toque del Espíritu Santo en el alma de San Josemaría en orden a la propia vida. Al redactar Camino, oculta la peripecia personal y traslada la requisitoria divina a todos los lectores.
Los puntos 1 y 2 forman una estrecha unidad. Ahora este punto 2 proclama que la misión y la tarea apostólica antes descritas han de ser ante todo transparencia del Evangelio, presencia de Cristo que los demás «reconocen» en el cristiano.
Habría que poner en relación esta experiencia con la doctrina de San Josemaría,, incoada ya en Camino (vid los puntos 687 y 947) y desarrollada posteriormente, sobre el cristiano –no sólo el sacerdote (vid el punto 66 y el comentario al punto 67)– «alter Christus», «ipse Christus»: el cristiano tendría que ser, como reza el título de uno de sus libros, «Cristo que pasa».

[1] Apuntes íntimos, nº 521, 30-XII-1931. Ese mismo día San Josemaría transcribió a continuación el punto 98.

>LA EXPERIENCIA DE UN CIRUJANO ORTOPEDISTA EN ÁFRICA

>Presentación del libro NAZARA

de Jorge Luis Santodomingo se realizará el jueves 12 de agosto de 2010 a las 19 hs. en La Casa de Pepino(Fructuoso Rivera esq. Belgrano – Córdoba)

La presentación estará a cargo del P. Ignacio García Mata SJ

EL LIBRO

La visión del mundo sobre África es la de un continente que guarda muchos misterios. Es conocida tanto por sus fascinantes paisajes habitados por una flora y fauna cautivantes, como por la difícil situación económica y política en la que está inmersa.

El doctor Jorge Luis Santodomingo, cirujano ortopédico, con una vasta carrera de constante capacitación y formación en el exterior, cuenta en Nazara sus experiencias vividas en África desde 2003 al 2008 como médico misional para tratar a pacientes con traumas óseos. El contexto en el que se desarrollan los hechos es el de la pobreza y la miseria, el del fraude político y las luchas étnicas; pero justamente, en medio de un cuadro devastador y desolador, sobresale el espíritu humanitario de una serie de colaboradores formado por médicos, religiosos, misioneros y fundaciones que trabajan solidariamente para mejorar la calidad de vida de aquellos que no tienen oportunidades de acceder a un servicio de salud gratuito o de costo mínimo. Estas personas, como el doctor Santodomingo, dejan atrás sus familias, sus afectos, sus hogares, sus patrias; abandonan todo para hacer una diferencia en lugares remotos que, a primera vista, parecieran olvidados por Dios. Pero todo lo contrario, cada día narrado en el diario del doctor muestra la manera misteriosa en que obra el Señor.

A los ojos de Jorge Santodomingo, África constituye un oxímoron, donde menos hay, más se da; la pobreza no es motivo para olvidar la generosidad y, menos aún, el profundo agradecimiento. Este diario de viaje retrata las diferentes culturas en África, su población con sus tribus, las costumbres que son tan distintas a las de América, como así también las situaciones económicas que no sólo se viven en el país, sino también afecta a las fundaciones y a las entidades que ayudan a hacer de los países africanos naciones más avanzadas y con mejor calidad de vida para sus habitantes.

EL AUTOR

Jorge Luis Santodomingo nació el el 3 de marzo de 1952 en Villa Nueva, provincia de Córdoba, Argentina. Contrajo matrimonio con Antonia Alicia Gallardo, en Cruz del Eje.

Es padre de Maria Laura, Luis Antonio y María Lourdes.

Médico cirujano recibido en la Universidad Nacional de Córdoba; fue residente del Instituto Dupuytren en Buenos Aires; doctor en medicina de la Universidad Católica de Córdoba y cirujano ortopedista. Es miembro titular de la Asociación Argentina de Ortopedia y Traumatología y asistente extranjero a la Universidad de París.

Realizó becas en Francia, Alemania e Israel.

Al momento de partir junto a su esposa e hijos a África en enero del 2003, era presidente de Comunidad de Vida Cristiana, una organización de laicos de más de 400 años, ligada a la Compañía de Jesús.

Visitaron en Malawi y en Nigeria los centros del proyecto misional de CBM (Christian Blind Mission-Alemania) del cual fuera luego el jefe del servicio de Cirugía Ortopédica en el Bawku Presbyterian Hospital, U.E.R, de Ghana en África Occidental.

Ediciones del Boulevard
de Compañía de Libros S.R.L.
Rosario de Santa Fe 535
Bº Centro X5000ACK
Córdoba – Argentina
Tel. (54) (351) 425 8687
www.delboulevard.com.ar
mariacecilia@delboulevard.com.ar

>Aprendiendo a vivir

>

feliz“Dichosos los que saben reírse de sí mismos, porque no terminarán nunca de divertirse.
Dichosos los que saben distinguir una montaña de una piedra, porque se evitarán muchos inconvenientes.
Dichosos los que saben detenerse para descansar y dormir sin buscarse excusas: llegarán a ser sabios.
Dichosos los que saben escuchar y callar: aprenderán cosas nuevas.
Dichosos los que son suficientemente inteligentes como para no creerse sabios: serán apreciados por los demas.
Dichosos los que están atentos a las necesidades de los demás, sin sentirse indispensables: serán fuente de alegría.
Dichosos ustedes cuando sepan mirar seriamente a las cosas pequeñas y tranquilamente a las cosas importantes: llegarán lejos en esta vida.
Dichosos ustedes cuando sepan apreciar una sonrisa y olvidar un desaire: vuestro camino estará lleno de bendición.
Dichosos ustedes cuando sepan interpretar con benevolencia las actitudes de los demás, aún contra las apariencias: serán tomados por ingenuos, pero es el precio justo de la caridad.
Dichosos los que piensan antes de actuar, y oran antes de pensar: evitarán muchas tonterías.
Dichosos todos nosotros cuando sepamos reconocer y amar al Señor Jesús en la cruz, la santa Eucaristía, en todo y todos: habremos logrado la verdadera gracia y sabiduría.”
Fuente: Anecdonet

>Benedicto XVI: “Los amigos de Jesús”

>”Los amigos de Jesús”, es el título del nuevo libro de Benedicto XVI, en el que el Papa cuenta al público infantil y juvenil la historia de los doce apóstoles y de San Pablo.

El volumen, de 48 páginas, ilustrado por el artista italiano Franco Vignazia y publicado por la editorial San Giuliano Milanese, recoge algunos pasajes de las catequesis de las audiencias generales de los miércoles, según informa el diario de la Santa Sede “L’Osservatore Romano”.

El prólogo ha corrido a cargo del sacerdote español Julián Carrón, presidente de la Fraternidad de Comunión y Liberación.

“Érase una vez un pequeño grupo de hombres que un día, hace dos mil años, encontró a un joven que caminaba por los senderos de Galilea. Cada uno tenía su trabajo y su familia, pero en un instante sus vidas cambiaron. Se llamaban Andrés, Juan, Pedro, Mateo, Tomás… Eran doce y hoy los conocemos como los “apóstoles”. En Jerusalén todos sabían que eran los amigos de Jesús. (…) Más tarde a ellos se unió San Pablo, (…) que de perseguidor de los cristianos pasó a ser el más grande testigo de Jesús”, escribe don Carrón.

El sacerdote explica que con este libro, Benedicto XVI “nos toma de la mano” y nos acompaña a descubrir quiénes eran los primeros compañeros de Cristo, cómo lo encontraron y cómo fueron conquistados por Él, hasta decidir que no lo abandonarían jamás”.

CIUDAD DEL VATICANO, 22 JUL 2010 (VIS)