Monthly Archives: Noviembre 2010

>Camino y el espíritu del Opus Dei (n.2)

>CAMINO – Carácter – Punto 2
Ojalá fuera tal tu compostura y tu conversación que todos pudieran decir al verte o al oírte hablar: éste lee la vida de Jesucristo.
———
EDICIÓN CRÍTICA
El punto 2, escrito un mes antes que el punto 1º, procede también del Cuaderno V escrito por San Josemaría [1]. He aquí el texto:
«Ayer por la mañana, en la calle de Santa Engracia, cuando iba yo a casa de Romeo, leyendo el cap. segundo de San Lucas, que era el que me correspondía leer, encontré a un grupo de obreros. Aunque yo iba bastante metido en mi lectura, oí que se decían en voz alta algo, sin duda preguntando qué leería el cura. Y uno de aquellos hombres contestó también en voz alta: ‘la vida de Jesucristo’.
Como mis evangelios están en un libro pequeño, que llevo siempre en el bolsillo, y las cubiertas forradas con tela, no pudo aquel obrero acertar en su respuesta, más que por casualidad, por providencia. Y pensé y pienso que ojalá fuera tal mi compostura y mi conversación que todos pudieran decir al verme o al oírme hablar: éste lee la vida de Jesucristo».
El «ojalá» aparece en el Cuaderno como lo que fue: un toque del Espíritu Santo en el alma de San Josemaría en orden a la propia vida. Al redactar Camino, oculta la peripecia personal y traslada la requisitoria divina a todos los lectores.
Los puntos 1 y 2 forman una estrecha unidad. Ahora este punto 2 proclama que la misión y la tarea apostólica antes descritas han de ser ante todo transparencia del Evangelio, presencia de Cristo que los demás «reconocen» en el cristiano.
Habría que poner en relación esta experiencia con la doctrina de San Josemaría,, incoada ya en Camino (vid los puntos 687 y 947) y desarrollada posteriormente, sobre el cristiano –no sólo el sacerdote (vid el punto 66 y el comentario al punto 67)– «alter Christus», «ipse Christus»: el cristiano tendría que ser, como reza el título de uno de sus libros, «Cristo que pasa».

[1] Apuntes íntimos, nº 521, 30-XII-1931. Ese mismo día San Josemaría transcribió a continuación el punto 98.

Camino y el espíritu del Opus Dei

Durante los próximos días procuraré glosar, con ayuda de la Edición Crítica de Camino, cada uno de los 999 puntos que el Fundador del Opus Dei dispuso se incluyesen en una publicación escrita, primero bajo el título de Consideraciones Espirituales y, después, bajo el título que dará vueltas a todo el mundo, conocerá miles de ediciones y puede considerarse ya un clásico de la espiritualidad cristina: CAMINO. Son 999 consideraciones que nos darán pie a tratar y conocer mejor el espíritu de san Josemaría como fundador del Opus Dei. Pienso que no nos vamos a aburrir y aprenderemos de las enseñanzas de san Josemaría.

Edición crítica de Santo Rosario

Aunque con un poco de retraso, ofrecemos una entrevista a D. Pedro Rodriguez, D. Javier Sesé y D. Constantino Anchel, autores de la recién publicada edición crítica de‘Santo Rosario’, escrito en 1931 “de un solo tirón”. Con palabras de Don Pedro Rodríguez -que, a su vez, parafrasea al teólogo alemán Romano Guardini-, San Josemaría, en este libro, ‘habla de Dios de tal modo que el corazón humano lo entiende de inmediato’.

El teólogo Don Pedro Rodríguez es autor de la edición crítico-histórica de ‘Camino’. Se trata de un volumen de 1.200 páginas, que ha dado comienzo a toda una serie de análisis sobre los escritos del Fundador del Opus Dei que se irán publicando bajo el título ‘Obras Completas de San Josemaría’.

¿Qué llevó a San Josemaría a escribir un libro sobre el Rosario?
Lo escribió porque Dios le empujaba por dentro y le “salía del alma” expresar ese modo contemplativo de trato con el Señor y con la Virgen María. A la vez, quería imprimirlo —explicó a su Director espiritual— “con el fin de empujar a nuestros amigos por el camino de la contemplación”. Se refería a los jóvenes estudiantes y profesionales que trataba.
Continue reading

Carta del Prelado del Opus Dei (nov 2010)

Queridísimos: ¡que Jesús me guarde a mis hijas y a mis hijos!
Hoy recordamos a los bienaventurados que gozan de Dios en el Cielo.Apareció una gran multitud —relata San Juan en una de sus visiones en el Apocalipsis— que nadie podía contar, de todas las naciones, tribus, pueblos y lenguas, de pie ante el trono y ante el Cordero, vestidos con túnicas blancas, y con palmas en las manos, que gritaban con fuerte voz: ¡la salvación viene de nuestro Dios, que se sienta sobre el trono, y del Cordero![1]. Continue reading

Benedicto XVI, el Papa alemán

Sencillo, reservado, combativo y con un gran sentido del humor. Benedicto XVI, el Papa de la razón, es una figura clave del siglo XXI. Con un estilo totalmente diferente al de su predecesor Juan Pablo II, el actual papa ha logrado lo inimaginable, un diálogo continuado entre católicos y musulmanes, entre tantas otras cosas.
La presente biografía presenta a un papa intelectual que ya se había hecho un nombre como teólogo y filósofo antes de tenerlo en la curia vaticana, un trabajador por encima de todo, un pastor humilde, dedicado a intervenir en las almas de los creyentes. La trepidante carrera de Ratzinger se asemeja sin duda a la de un político: desde el monaguillo comprometido hasta llegar a lo más alto posible, el papado.

El Papa cumplirá dos deseos con su visita a Galicia

Con su visita del próximo fin de semana a España, Benedicto XVI verá cumplidos dos deseos que albergaba desde hacía tiempo: peregrinar a Santiago de Compostela y poder contemplar in situ el templo de la Sagrada Familia de Gaudí.
Lo explicó el responsable de la estructura informativa para el viaje y director de la Oficina de Prensa de la Conferencia Episcopal Española, Isidro Catela, este martes en un desayuno de prensa informativo en Madrid.
Benedicto XVI visitará por primera vez estas dos ciudades españolas. El Papa había querido ir anteriormente tanto a Santiago de Compostela, con su hermano, como a la Sagrada Familia de Barcelona, pero finalmente no le había sido posible hasta ahora.
Por otra parte, Catela destacó que el Pontífice admira a Gaudí y su obra, y explicó que tras la dedicación del templo de este arquitecto, el 7 de noviembre, ya podrá celebrarse culto público en la nave central de la Sagrada Familia.
En Barcelona, además, Benedicto XVI quiere transmitir también un mensaje de amor y de defensa de la dignidad de toda vida humana, con su visita a la sede central de la obra benéfico-social del Niño Dios, destacó. Continue reading

En el Opus Dei… ¿rezamos por los difuntos?

Recordamos algunas enseñanzas del Catecismo de la Iglesia Católica sobre la buena costumbre de rezar por los familiares y amigos difuntos.

“Hasta que el Señor venga en su esplendor con todos sus ángeles y, destruida la muerte, tenga sometido todo, sus discípulos, unos peregrinan en la tierra; otros, ya difuntos, se purifican; mientras otros están glorificados, contemplando `claramente a Dios mismo, uno y trino, tal cual es'”.

Todos, sin embargo, aunque en grado y modo diversos, participamos en el mismo amor a Dios y al prójimo y cantamos en mismo himno de alabanza a nuestro Dios. (Catecismo, punto 954).

La Iglesia peregrina, perfectamente consciente de esta comunión de todo el Cuerpo místico de Jesucristo, desde los primeros tiempos del cristianismo honró con gran piedad el recuerdo de los difuntos y también ofreció por ellos oraciones ‘pues es una idea santa y provechosa orar por los difuntos para que se vean libres de sus pecados’ (Catecismo, punto 955).

Los que mueren en la gracia y en la amistad de Dios, pero imperfectamente purificados, aunque están seguros de su eterna salvación, sufren después de su muerte una purificación, a fin de obtener la santidad necesaria para entrar en la alegría del cielo (Catecismo, punto 1030).

La Iglesia llama Purgatorio a esta purificación final de los elegidos que es completamente distinta del castigo de los condenados (Catecismo, punto 1031).

Desde los primeros tiempos, la Iglesia ha honrado la memoria de los difuntos y ha ofrecido sufragios en su favor, en particular el sacrificio eucarístico, para que, una vez purificados, puedan llegar a la visión beatífica de Dios. La Iglesia también recomienda las limosnas, las indulgencias y las obras de penitencia en favor de los difuntos.


San Josemaría, fundador del Opus Dei, dice en Surco:
“El purgatorio es una misericordia de Dios, para limpiar los defectos de los que desean identificarse con El” (Punto 889).

“¡Qué contento se debe morir, cuando se han vivido heroicamente todos los minutos de la vida! Te lo puedo asegurar porque he presenciado la alegría de quienes, con serena impaciencia, durante muchos años, se han preparado para ese encuentro” (Punto 893).

Y después de esto ¿cómo no vamos a rezar por los difuntos? san Josemaría nos aconsejó ofrecer la Santa Misa por las almas del purgatorio, especialmente por los miembros del Opus Dei, familiares y amigos.

Feliz día de Todos los Santos

Todos recordamos a algún santo reconocido como tal por la Iglesia algún día del año, y lo tomamos como intecesor para tanta ayuda como necesitamos.

Pero hoy festejamos, y pedimos ayuda, a esa multitud incontable que alcanzó el Cielo después de pasar por este mundo sembrando amor y alegría, sin apenas darse cuenta de ello, recordamos a aquellos, que mientras estuvieron entre nosotros, hicieron un trabajo similar al nuestro: oficinistas, labriegos, catedráticos, comerciantes, secretarias…, también tuvieron dificultades parecidas a las nuestras y debieron recomenzar muchas veces, como nosotros procuramos hacer, y la Iglesia no hace mención nominal de ellos en el Santoral.

A la luz de la fe, forman un panorama grandioso, el de tantos y tantos fieles laicos, muy a menudo inadvertidos o incluso incomprendidos, pero mirados con amor por Dios.
Vamos a pedirles hoy que sepamos seguir su ejemplo, ganarnos el Cielo cada día con lo que tenemos entre manos, y al lado de las personas que Dios a puesto junto a nosotros.

Un saludo y ¡feliz día de los Santos!