Monthly Archives: junio 2010

>Los misterios del Opus Dei (Patrice de Plunkett)

>Frente a lo mucho que se ha escrito sobre el Opus Dei dice Patrice de Plunkett que su intención era “hacerme una idea de lo que en realidad es el Opus Dei“.

Muy bien dice Plunkett, licenciado en derecho y periodista, que quería conocer “la realidad” del instituto religioso creado por un joven sacerdote aragonés en los convulsos años treinta del siglo pasado porque una vez leído el libro lo bien cierto es que podemos aplicar al mismo aquello que dice que “cualquier parecido de la realidad existente con la verdad es pura coincidencia”.

¿Cuál es la percepción que se tiene, en general, del Opus Dei?
Este es un libro ex post. Está escrito para que se conozca la realidad de la Obra después de la creación por Josemaría Escrivá tras haber recibido la inspiración del Espíritu Santo aquel 28 de octubre de 1928 y para que, sobre todo, se esté al cabo de la calle de todos los manejos que al respecto de aquella se han ido urdiendo; urdimbre, eso sí, de origen diverso.

Los misterios del Opus Dei (Patrice de Plunkett)

Frente a lo mucho que se ha escrito sobre el Opus Dei dice Patrice de Plunkett que su intención era “hacerme una idea de lo que en realidad es el Opus Dei“.

Muy bien dice Plunkett, licenciado en derecho y periodista, que quería conocer “la realidad” del instituto religioso creado por un joven sacerdote aragonés en los convulsos años treinta del siglo pasado porque una vez leído el libro lo bien cierto es que podemos aplicar al mismo aquello que dice que “cualquier parecido de la realidad existente con la verdad es pura coincidencia”.

¿Cuál es la percepción que se tiene, en general, del Opus Dei?
Este es un libro ex post. Está escrito para que se conozca la realidad de la Obra después de la creación por Josemaría Escrivá tras haber recibido la inspiración del Espíritu Santo aquel 2 de octubre de 1928 y para que, sobre todo, se esté al cabo de la calle de todos los manejos que al respecto de aquella se han ido urdiendo; urdimbre, eso sí, de origen diverso.

>Memoria ingénua

> La editorial Rialp ha publicado en castellano el libro “Memoria ingenua” del autor Alfons Balcells. Catedrático de Patología General y Propedéutica de la Universidad de Barcelona, Balcells vivió en primera persona los inicios de la tarea del Opus Dei en la capital catalana, de los cuales ofrece un testimonio en estas memorias.

Sinopsis
En los años cuarenta comienza de modo estable el trabajo del Opus Dei en Barcelona. Alfons Balcells, testigo de primera mano, narra en este libro muchos de sus recuerdos personales, vinculados a aquellos primeros pasos. Entre esos recuerdos, evoca con especial detalle sus primeros encuentros con san Josemaría Escrivá, Fundador del Opus Dei, el impacto de su mensaje en la sociedad catalana y, sobre todo, en su propia vida de médico recién licenciado.
La mayor parte de los recuerdos abarca la niñez y la juventud del autor, con especial hincapié a los años de la guerra civil española y la inmediata postguerra . En este periodo, constituye un testimonio de primera mano de los inicios del Opus Dei en Cataluña.
Sin ser miembro del Opus Dei, se ofreció para firmar el alquiler del primer centro, y después colaboró desinteresadamente durante años, afrontando con sentido sobrenatural las contradicciones que esta decisión le supuso.
Vista actual de BarcelonaVista actual de Barcelona
“Una vocación, una llamada, es difícil de definir de manera teórica: siempre es una historia personal. Yo –ya lo he explicado- no había visto hasta entonces nada clara la posibilitad de una entrega total a Dios, que implicara toda mi vida. Me sentía llamado a permanecer en el mundo y sin compromisos, como le había dicho claramente a Múzquiz aquel anochecer en la Rambla, el mes de febrero o marzo de hacía tres años. Me gustaba estar metido en todas partes.”
Con un estilo descomplicado nos habla de la burguesía barcelonesa antes, durante y tras la guerra civil española. Ballcels conoció a Escrivá en Teruel, durante la guerra civil, pero no fue hasta los años 40, tras haber terminado su carrera de medicina cuando pidió la admisión en el Opus Dei.
Cuatro años más tarde, en 1943, el entonces médico del Hospital Clínico, decidió seguir la llamada de Dios al Opus Dei. Así lo explica en el libro:
“Ahora bien, de pronto, cuando menos me lo esperaba, todas las ilusiones de mi vida, y todos los datos con los que jugaba siempre cuando me planteaba cómo debería ser mi futuro, y mis ansias de independencia, y la necesidad de contar con Dios, se juntaron, como en un rompecabezas hasta entonces incomprendido, y cristalizaron en una vocación. Vi de manera clara, y sin que nadie me lo recordara, una cosa que hasta entonces no veía: que en el Opus Dei todo aquello era posible. Y me sentí llamado.
Era como el enamoramiento repentino, pero radical y definitivo, que puedes sentir hacia una chica que ya hace años que te rodea y a la cual no has hecho demasiado caso: ella es, hasta entonces, sólo como una amiga, como una buena compañera de aventuras. Y de golpe, acontece el centro de tu vida. (…) No descarto que aquella preocupación social manifestada en el trabajo en el barrio del Buen Pastor, hubiera preparado el camino. El amor a los demás es la puerta del amor a Dios, y al revés. (…) Era el 24 de enero de 1943. Tenía 27 años”. (Fragmento de “Memòria ingènua”, del Dr. Alfons Balcells (1915-2002), editado en Barcelona por La Formiga d’Or)
No obstante, habiendo creado una amistad con universitarios como Juan Bautista Torelló o Rafael Termes, entre otros; colaboró con la puesta en marcha de los primeros centros del Opus Dei en Barcelona.
Quien haya leído alguna biografía de san Josemaría, sabrá que él se refería a “la contradición de los buenos” a los sufrimientos que les causó a él mismo y a aquellos chicos universitarios las duras críticas e injurias dirigidas hacia ellos por parte de algunos clérigos. No entendían que señores que vestían traje de chaqueta y corbata pretendiesen ser santos.
La lectura del libro de Balcells ayuda a entender por qué tuvieron lugar estos acontecimientos, pues explica muy bien el ambiente de asociacionismo clerical existente en la Barcelona de los años 30.
Leer algún episodio
Alfonso Balcells, con gran caridad excusa a aquellas personas, que seguramente obraron con rectitud de intención, aunque estuviesen equivocados. Esta situación que tanto hizo sufrir a quellos chicos y a sus familias, seguramente sirvió para afianzar la fidelidad a su vocación.
Santiago Balcells, su hermano, explicó en la presentación de la edición catalana que su hermano Alfonso había acabado el manuscrito 5 ó 6 años antes de su muerte, ocurrida el 2002. “Le hacía ilusión que se publicara, pero no en vida suya”, añadió.
BALCELLS, Alfons. Memoria ingenua. Primeros pasos del Opus Dei en Barcelona. Ed. Rialp. 2009

Memoria ingénua

La editorial Rialp ha publicado en castellano el libro “Memoria ingenua” del autor Alfons Balcells. Catedrático de Patología General y Propedéutica de la Universidad de Barcelona, Balcells vivió en primera persona los inicios de la tarea del Opus Dei en la capital catalana, de los cuales ofrece un testimonio en estas memorias.

Sinopsis
En los años cuarenta comienza de modo estable el trabajo del Opus Dei en Barcelona. Alfons Balcells, testigo de primera mano, narra en este libro muchos de sus recuerdos personales, vinculados a aquellos primeros pasos. Entre esos recuerdos, evoca con especial detalle sus primeros encuentros con san Josemaría Escrivá, Fundador del Opus Dei, el impacto de su mensaje en la sociedad catalana y, sobre todo, en su propia vida de médico recién licenciado.
La mayor parte de los recuerdos abarca la niñez y la juventud del autor, con especial hincapié a los años de la guerra civil española y la inmediata postguerra . En este periodo, constituye un testimonio de primera mano de los inicios del Opus Dei en Cataluña.
Sin ser miembro del Opus Dei, se ofreció para firmar el alquiler del primer centro, y después colaboró desinteresadamente durante años, afrontando con sentido sobrenatural las contradicciones que esta decisión le supuso.
Vista actual de BarcelonaVista actual de Barcelona
“Una vocación, una llamada, es difícil de definir de manera teórica: siempre es una historia personal. Yo –ya lo he explicado- no había visto hasta entonces nada clara la posibilitad de una entrega total a Dios, que implicara toda mi vida. Me sentía llamado a permanecer en el mundo y sin compromisos, como le había dicho claramente a Múzquiz aquel anochecer en la Rambla, el mes de febrero o marzo de hacía tres años. Me gustaba estar metido en todas partes.”
Con un estilo descomplicado nos habla de la burguesía barcelonesa antes, durante y tras la guerra civil española. Ballcels conoció a Escrivá en Teruel, durante la guerra civil, pero no fue hasta los años 40, tras haber terminado su carrera de medicina cuando pidió la admisión en el Opus Dei.
Cuatro años más tarde, en 1943, el entonces médico del Hospital Clínico, decidió seguir la llamada de Dios al Opus Dei. Así lo explica en el libro:
“Ahora bien, de pronto, cuando menos me lo esperaba, todas las ilusiones de mi vida, y todos los datos con los que jugaba siempre cuando me planteaba cómo debería ser mi futuro, y mis ansias de independencia, y la necesidad de contar con Dios, se juntaron, como en un rompecabezas hasta entonces incomprendido, y cristalizaron en una vocación. Vi de manera clara, y sin que nadie me lo recordara, una cosa que hasta entonces no veía: que en el Opus Dei todo aquello era posible. Y me sentí llamado.
Era como el enamoramiento repentino, pero radical y definitivo, que puedes sentir hacia una chica que ya hace años que te rodea y a la cual no has hecho demasiado caso: ella es, hasta entonces, sólo como una amiga, como una buena compañera de aventuras. Y de golpe, acontece el centro de tu vida. (…) No descarto que aquella preocupación social manifestada en el trabajo en el barrio del Buen Pastor, hubiera preparado el camino. El amor a los demás es la puerta del amor a Dios, y al revés. (…) Era el 24 de enero de 1943. Tenía 27 años”. (Fragmento de “Memòria ingènua”, del Dr. Alfons Balcells (1915-2002), editado en Barcelona por La Formiga d’Or)
No obstante, habiendo creado una amistad con universitarios como Juan Bautista Torelló o Rafael Termes, entre otros; colaboró con la puesta en marcha de los primeros centros del Opus Dei en Barcelona.
Quien haya leído alguna biografía de san Josemaría, sabrá que él se refería a “la contradición de los buenos” a los sufrimientos que les causó a él mismo y a aquellos chicos universitarios las duras críticas e injurias dirigidas hacia ellos por parte de algunos clérigos. No entendían que señores que vestían traje de chaqueta y corbata pretendiesen ser santos.
La lectura del libro de Balcells ayuda a entender por qué tuvieron lugar estos acontecimientos, pues explica muy bien el ambiente de asociacionismo clerical existente en la Barcelona de los años 30.
Leer algún episodio
Alfonso Balcells, con gran caridad excusa a aquellas personas, que seguramente obraron con rectitud de intención, aunque estuviesen equivocados. Esta situación que tanto hizo sufrir a quellos chicos y a sus familias, seguramente sirvió para afianzar la fidelidad a su vocación.
Santiago Balcells, su hermano, explicó en la presentación de la edición catalana que su hermano Alfonso había acabado el manuscrito 5 ó 6 años antes de su muerte, ocurrida el 2002. “Le hacía ilusión que se publicara, pero no en vida suya”, añadió.
BALCELLS, Alfons. Memoria ingenua. Primeros pasos del Opus Dei en Barcelona. Ed. Rialp. 2009