Monthly Archives: junio 2010

>”There Be Dragons”: una película sobre el Fundador del Opus Dei

>«There Be Dragons», la película que cuenta algunos episodios de la vida del fundador del Opus Dei, san Josemaría Escrivá de Balaguer, se encuentra en fase muy avanzada de post-producción y su estreno se espera para éste próximo otoño.
El largometraje está dirigido por Roland Joffe (director de las oscarizadas «Los gritos del silencio» y «La Misión»; ésta última, interpretada por Robert de Niro y Jeremy Irons).

Personaje decisivo
Como señala Alfonso Méndiz en su blog «Jesucristo en el cine», «There Be Dragons» no es una biografía de este santo español canonizado por Juan Pablo II en octubre de 2002. Aunque la historia sí arranca con ese acontecimiento. Según algunas sinopsis que se han difundido en Internet, el filme comienza cuando un periodista es enviado a Roma a cubrir la noticia de la canonización de san Josemaría y, al repasar su biografía, descubre que fue el gran amigo de su padre, ahora moribundo, y con el que siempre se ha llevado fatal. La investigación del periodista, el reencuentro con su padre, los intensos flash-backs que retrotraen la historia a los duros enfrentamientos durante la guerra civil española… Todo esto proporciona al filme un aire épico que se ve enriquecido por una delicada historia de amor. San Josemaría es, por tanto, un personaje secundario, pero decisivo en el contexto que narra la película y en el planteamiento del tema de fondo: el amor y el perdón.

Un reparto estelar, una española
El filme es una co-producción argentina, norteamericana y española, en cuyo dossier de prensa se la define así: «Una historia repleta de acción que transcurre durante un tiempo homicida de la historia y que finalmente ayuda al presente revelando la importancia y el eterno poder del perdón».
El reparto de «There Be Dragons» estará encabezado por Charlie Cox (trabajó en «Stardust» y «Casanova»), que encarnará a Escrivá de Balaguer, y cuenta también con Geraldine Chaplin (en decenas de películas tras «Doctor Zhivago»), Olga Kurylenko («Quantum of Solace», entre otras), Derek Jacobi («Gladiator»), Dougray Scott («Misión imposible») o la española Belén Rueda («El orfanato»).

"There Be Dragons": una película sobre el Fundador del Opus Dei

«There Be Dragons», la película que cuenta algunos episodios de la vida del fundador del Opus Dei, san Josemaría Escrivá de Balaguer, se encuentra en fase muy avanzada de post-producción y su estreno se espera para éste próximo otoño.
El largometraje está dirigido por Roland Joffe (director de las oscarizadas «Los gritos del silencio» y «La Misión»; ésta última, interpretada por Robert de Niro y Jeremy Irons).

Personaje decisivo
Como señala Alfonso Méndiz en su blog «Jesucristo en el cine», «There Be Dragons» no es una biografía de este santo español canonizado por Juan Pablo II en octubre de 2002. Aunque la historia sí arranca con ese acontecimiento. Según algunas sinopsis que se han difundido en Internet, el filme comienza cuando un periodista es enviado a Roma a cubrir la noticia de la canonización de san Josemaría y, al repasar su biografía, descubre que fue el gran amigo de su padre, ahora moribundo, y con el que siempre se ha llevado fatal. La investigación del periodista, el reencuentro con su padre, los intensos flash-backs que retrotraen la historia a los duros enfrentamientos durante la guerra civil española… Todo esto proporciona al filme un aire épico que se ve enriquecido por una delicada historia de amor. San Josemaría es, por tanto, un personaje secundario, pero decisivo en el contexto que narra la película y en el planteamiento del tema de fondo: el amor y el perdón.

Un reparto estelar, una española
El filme es una co-producción argentina, norteamericana y española, en cuyo dossier de prensa se la define así: «Una historia repleta de acción que transcurre durante un tiempo homicida de la historia y que finalmente ayuda al presente revelando la importancia y el eterno poder del perdón».
El reparto de «There Be Dragons» estará encabezado por Charlie Cox (trabajó en «Stardust» y «Casanova»), que encarnará a Escrivá de Balaguer, y cuenta también con Geraldine Chaplin (en decenas de películas tras «Doctor Zhivago»), Olga Kurylenko («Quantum of Solace», entre otras), Derek Jacobi («Gladiator»), Dougray Scott («Misión imposible») o la española Belén Rueda («El orfanato»).

>Misa en honor de san Josemaría, en Santiago de Compostela

>El próximo 28 de junio a las 20:15 h., en la Catedral de Santiago de Compostela, se celebrará una Misa en honor de San Josemaría (fundador del Opus Dei), con motivo del Año Santo Compostelano, presidida por el Sr. Arzobispo de Santiago.

 Desde el APA de Montecastelo, se invita a todas las familias a unirse a esta estupenda iniciativa, que además puede aprovecharse  para ganar el Jubileo del Año Santo, por lo que el APA ha contratado autobuses para facilitar la asistencia de todos los alumnos y familias del Colegio que lo deseen. Los autobuses saldrán de la explanada de Montecastelo a las 18:30 h del día 28, y regresarán a la finalización de la Santa Misa en Santiago. Si estáis interesados en asistir, podéis contactar con la Secretaría del Colegio.

Misa en honor de san Josemaría, en Santiago de Compostela

El próximo 28 de junio a las 20:15 h., en la Catedral de Santiago de Compostela, se celebrará una Misa en honor de San Josemaría (fundador del Opus Dei), con motivo del Año Santo Compostelano, presidida por el Sr. Arzobispo de Santiago.

 Desde el APA de Montecastelo, se invita a todas las familias a unirse a esta estupenda iniciativa, que además puede aprovecharse  para ganar el Jubileo del Año Santo, por lo que el APA ha contratado autobuses para facilitar la asistencia de todos los alumnos y familias del Colegio que lo deseen. Los autobuses saldrán de la explanada de Montecastelo a las 18:30 h del día 28, y regresarán a la finalización de la Santa Misa en Santiago. Si estáis interesados en asistir, podéis contactar con la Secretaría del Colegio.

>26 de junio: San Josemaría, un hombre que amaba a Jesucristo

>El 26 de junio la Iglesia celebra la festividad de san Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei. Su vida es un modelo para muchos cristianos que buscan a Cristo en sus ocupaciones diarias. Juan Pablo II le llamó “el santo de lo ordinario”.
24 de junio de 2006


San Josemaría Escrivá (1902-1975)
San Josemaría Escrivá falleció el 26 de junio de 1975 (lea el relato de aquella jornada). Con motivo de su festividad, se celebrarán Misas en muchas ciudades del mundo.
Su vida es un modelo para los cristianos, especialmente para quienes tratan de buscar, encontrar y amar a Cristo en las ocupaciones ordinarias.
En esta web, proponemos 5 maneras de recordar al fundador del Opus Dei

1) Vídeo sobre la iglesia de Santa María de la Paz (Roma) donde se puede rezar ante los restos de san Josemaría Escrivá.
2) Diez fotos que resumen la vida del Fundador del Opus Dei
3) Emotivas palabras de Juan Pablo II sobre san Josemaría (Plaza de san Pedro, 7-X-2002)

En el Fundador del Opus Dei destaca el amor a la voluntad de Dios. Existe un criterio seguro de santidad: la fidelidad en el cumplimiento de la voluntad divina hasta las últimas consecuencias. El Señor tiene un proyecto para cada uno de nosotros; a cada uno confía una misión en la tierra. El santo no logra ni siquiera concebirse a sí mismo fuera del designio de Dios: vive sólo para realizarlo.

Juan Pablo II con Mons. Javier Echevarría en la canonización del Fundador del Opus Dei.
San Josemaría fue elegido por el Señor para anunciar la llamada universal a la santidad y para indicar que la vida de todos los días, las actividades comunes, son camino de santificación. Se podría decir que fue el santo de lo ordinario. En efecto, estaba convencido de que, para quien vive en una perspectiva de fe, todo ofrece ocasión de un encuentro con Dios, todo se convierte en estímulo para la oración. La vida diaria, vista así, revela una grandeza insospechada. La santidad está realmente al alcance de todos.

Escrivá de Balaguer fue un santo de gran humanidad. Todos los que lo trataron, de cualquier cultura o condición social, lo sintieron como un padre, entregado totalmente al servicio de los demás, porque estaba convencido de que cada alma es un tesoro maravilloso; en efecto, cada hombre vale toda la sangre de Cristo. Esta actitud de servicio es patente en su entrega al ministerio sacerdotal y en la magnanimidad con la cual impulsó tantas obras de evangelización y de promoción humana en favor de los más pobres.
El Señor le hizo entender profundamente el don de nuestra filiación divina. Él enseñó a contemplar el rostro tierno de un Padre en el Dios que nos habla a través de las más diversas visicitudes de la vida. Un Padre que nos ama, que nos sigue paso a paso y nos protege, nos comprende y espera de cada uno de nosotros la respuesta del amor. La consideración de esta presencia paterna, que lo acompaña a todas partes, le da al cristiano una confianza inquebrantable; en todo momento debe confiar en el Padre celestial. Nunca se siente solo ni tiene miedo. En la Cruz -cuando se presenta – no ve un castigo sino una misión confiada por el mismo Señor. El cristiano es necesariamente optimista, porque sabe que es hijo de Dios en Cristo.

San Josemaría reposa en la Iglesia de Santa María de la Paz (Roma). San Josemaría estaba profundamente convencido de que la vida cristiana entraña una misión y un apostolado: estamos en el mundo para salvarlo con Cristo. Amó apasionadamente el mundo, con un “amor redentor” (cf. Catecismo de la Iglesia Católica, n. 604). Precisamente por eso, sus enseñanzas han ayudado a tantos cristianos corrientes a descubrir la fuerza redentora de la fe, su capacidad de transformar la tierra.
4. Favores: relatos breves de personas que, ante alguna necesidad, han pedido a san Josemaría que interceda por ellos ante Dios.
5. Textos de la Misa de san Josemaría, en su festividad del 26 de junio (disponible en 18 idiomas).

26 de junio: San Josemaría, un hombre que amaba a Jesucristo

El 26 de junio la Iglesia celebra la festividad de san Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei. Su vida es un modelo para muchos cristianos que buscan a Cristo en sus ocupaciones diarias. Juan Pablo II le llamó “el santo de lo ordinario”.
24 de junio de 2006


San Josemaría Escrivá (1902-1975)
San Josemaría Escrivá falleció el 26 de junio de 1975 (lea el relato de aquella jornada). Con motivo de su festividad, se celebrarán Misas en muchas ciudades del mundo.
Su vida es un modelo para los cristianos, especialmente para quienes tratan de buscar, encontrar y amar a Cristo en las ocupaciones ordinarias.
En esta web, proponemos 5 maneras de recordar al fundador del Opus Dei

1) Vídeo sobre la iglesia de Santa María de la Paz (Roma) donde se puede rezar ante los restos de san Josemaría Escrivá.
2) Diez fotos que resumen la vida del Fundador del Opus Dei
3) Emotivas palabras de Juan Pablo II sobre san Josemaría (Plaza de san Pedro, 7-X-2002)

En el Fundador del Opus Dei destaca el amor a la voluntad de Dios. Existe un criterio seguro de santidad: la fidelidad en el cumplimiento de la voluntad divina hasta las últimas consecuencias. El Señor tiene un proyecto para cada uno de nosotros; a cada uno confía una misión en la tierra. El santo no logra ni siquiera concebirse a sí mismo fuera del designio de Dios: vive sólo para realizarlo.
 height=
Juan Pablo II con Mons. Javier Echevarría en la canonización del Fundador del Opus Dei.
San Josemaría fue elegido por el Señor para anunciar la llamada universal a la santidad y para indicar que la vida de todos los días, las actividades comunes, son camino de santificación. Se podría decir que fue el santo de lo ordinario. En efecto, estaba convencido de que, para quien vive en una perspectiva de fe, todo ofrece ocasión de un encuentro con Dios, todo se convierte en estímulo para la oración. La vida diaria, vista así, revela una grandeza insospechada. La santidad está realmente al alcance de todos.

Escrivá de Balaguer fue un santo de gran humanidad. Todos los que lo trataron, de cualquier cultura o condición social, lo sintieron como un padre, entregado totalmente al servicio de los demás, porque estaba convencido de que cada alma es un tesoro maravilloso; en efecto, cada hombre vale toda la sangre de Cristo. Esta actitud de servicio es patente en su entrega al ministerio sacerdotal y en la magnanimidad con la cual impulsó tantas obras de evangelización y de promoción humana en favor de los más pobres.
El Señor le hizo entender profundamente el don de nuestra filiación divina. Él enseñó a contemplar el rostro tierno de un Padre en el Dios que nos habla a través de las más diversas visicitudes de la vida. Un Padre que nos ama, que nos sigue paso a paso y nos protege, nos comprende y espera de cada uno de nosotros la respuesta del amor. La consideración de esta presencia paterna, que lo acompaña a todas partes, le da al cristiano una confianza inquebrantable; en todo momento debe confiar en el Padre celestial. Nunca se siente solo ni tiene miedo. En la Cruz -cuando se presenta – no ve un castigo sino una misión confiada por el mismo Señor. El cristiano es necesariamente optimista, porque sabe que es hijo de Dios en Cristo.

San Josemaría reposa en la Iglesia de Santa María de la Paz (Roma). 
San Josemaría estaba profundamente convencido de que la vida cristiana entraña una misión y un apostolado: estamos en el mundo para salvarlo con Cristo. Amó apasionadamente el mundo, con un “amor redentor” (cf. Catecismo de la Iglesia Católica, n. 604). Precisamente por eso, sus enseñanzas han ayudado a tantos cristianos corrientes a descubrir la fuerza redentora de la fe, su capacidad de transformar la tierra.4. Favores: relatos breves de personas que, ante alguna necesidad, han pedido a san Josemaría que interceda por ellos ante Dios.
5. Textos de la Misa de san Josemaría, en su festividad del 26 de junio (disponible en 18 idiomas).

>Nuevas investigaciones sobre el Opus Dei

>

El cuarto número de Studia et Documenta (2010), anuario dedicado a la historia del Opus Dei y de su fundador, san Josemaría Escrivá de Balaguer, acaba de salir a la luz.

Como es habitual, la revista dedica una parte de su contenido a un tema monográfico, que en este caso trata de varias iniciativas promovidas por el Opus Dei en ámbito educativo, en lugares y circunstancias muy diversas. Mercedes Montero aborda los comienzos de la primera residencia de mujeres promovida porsan Josemaría: la Residencia Zurbarán de Madrid.Constantino Ánchel realiza una aproximación, desde el punto de vista de la documentación, a la primera obra de apostolado corporativo del Opus Dei: la Residencia DYA. Y Ramón Pomartrata de otra realidad que ha tenido una importante repercusión en la historia del Opus Dei, pues ha inspirado muchas iniciativas similares en todo el mundo: el Colegio Gaztelueta.

Algo de “empresa pionera” tiene también, pero en otro sentido, la que describe José Manuel Cerda en su artículo dedicado a Warrane College, en Sydney. Fue la primera obra apostólica en suelo australiano y se encontró enseguida en el ojo del ciclón de la protesta estudiantil de los años 70. Como escribe Maria Carla Giammarco en la introducción al cuaderno monográfico, «las oleadas de oposición a las iniciativas apostólicas cristianas son un hecho periódico y casi ritual, pero ésta de Sydney, con los asaltos, las barricadas y el lanzamiento de misiles caseros, tiene un atractivo espectacular, un algo de epopeyawestern».

En la sección de Estudios y notas, se encuentran dos artículos que tratan de la relación entre san Josemaría y personajes relevantes de la historia eclesiástica. El primero, está dedicado a la relación epistolar entre el fundador del Opus Dei y mons. Juan Hervás Benet, impulsor de los Cursillos de Cristiandad; su autora, Francisca Colomer, nos descubre la amistad que unió a dos grandes impulsores de la vida espiritual de los laicos. En otro artículo, Aldo Capucci analiza la relación entre san Josemaría y el beato Ildefonso Schuster, cardenal y arzobispo de Milán, figura eminente de la Iglesia en la Italia contemporánea.

Otros estudios de esta sección que recoge trabajos de miscelánea, nos llevan a dos puntos del globo muy distantes entre sí en el plano cultural: la prestigiosa Universidad de Harvard y la indómita región andina de la Prelatura de Yauyos. De manera muy distinta, pero con el mismo espíritu apostólico, personas del Opus Dei han trabajado para llevar el Evangelio a esos lugares. John A. Gueguen continúa un precedente trabajo, publicado en el primer número de Studia et Documenta, sobre los primeros días del Opus Dei en Cambridge (Estados Unidos), mientras que Esteban Puigescribe sobre la Prelatura de Yauyos –confiada por la Santa Sede al Opus Dei– y su proyección en el desarrollo del clero en Perú.

Unos apuntes biográficos de Francisca R. Quiroga sobreNarcisa (Nisa) González Guzmán, una de las primeras mujeres del Opus Dei, completan esta sección de Estudios y Notas.

apuntes

Fragmento de una carta de san Josemaría a Lola Fisac

Pasando a la sección de Documentación, en la que van publicándose documentos inéditos, convenientemente introducidos y anotados, encontramos dos epistolarios: el que mantuvo san Josemaría con Dolores Fisac (otra de las primeras mujeres del Opus Dei) durante la Guerra Civil española, que además de su interés biográfico, constituye un retazo de la vida cotidiana de los refugiados de guerra en clandestinidad. La edición corre a cargo de Yolanda Cagigas. El segundo epistolario –presentado por Francisco Crosas– abarca la relación epistolar del fundador del Opus Dei con el obispo de Vitoria mons. Javier Lauzurica, en los años 1934-1940: otra documentación interesante no sólo para la historia del Opus Dei, sino también para la de la Iglesia en aquellos azarosos años de la vida de España.

La sección de Notiziario (Crónica) está dedicada esta vez a presentar un fenómeno de recepción popular de la memoria de san Josemaría en el espacio urbano italiano: su autor, Aldo Capucci, informa del considerable número de calles, plazas, etc. que están dedicadas al fundador del Opus Dei en ciudades y pueblos de Italia.

También este número ofrece una sección bibliográfica con recensiones y reseñas, y una nueva entrega del ya monumental elenco bibliográfico dedicado a la “Bibliografía General” sobre san Josemaría y el Opus Dei. Los tres primeros números de Studia et Documenta han intentado ofrecer una bibliografía exhaustiva sobre san Josemaría hasta 2002, mientras que en este cuarto número se realiza una primera entrega de la “Bibliografía General sobre el Opus Dei”, que continuará en los siguientes volúmenes.

Más información en www.isje.org (Istituto Storico San Josemaría Escrivá)

La revista Studia et Documenta tiene una sola edición multilingüe. En este cuarto volumen se ofrecen artículos en español, inglés e italiano. Para adquirir el ejemplar o sucsribirse, vaya a www.studiaetdocumenta.it

noticia copiada del blog “aprendiendo a vivir”

Nuevas investigaciones sobre el Opus Dei

El cuarto número de Studia et Documenta (2010), anuario dedicado a la historia del Opus Dei y de su fundador, san Josemaría Escrivá de Balaguer, acaba de salir a la luz.

Como es habitual, la revista dedica una parte de su contenido a un tema monográfico, que en este caso trata de varias iniciativas promovidas por el Opus Dei en ámbito educativo, en lugares y circunstancias muy diversas. Mercedes Montero aborda los comienzos de la primera residencia de mujeres promovida porsan Josemaría: la Residencia Zurbarán de Madrid.Constantino Ánchel realiza una aproximación, desde el punto de vista de la documentación, a la primera obra de apostolado corporativo del Opus Dei: la Residencia DYA. Y Ramón Pomartrata de otra realidad que ha tenido una importante repercusión en la historia del Opus Dei, pues ha inspirado muchas iniciativas similares en todo el mundo: el Colegio Gaztelueta.

Algo de “empresa pionera” tiene también, pero en otro sentido, la que describe José Manuel Cerda en su artículo dedicado a Warrane College, en Sydney. Fue la primera obra apostólica en suelo australiano y se encontró enseguida en el ojo del ciclón de la protesta estudiantil de los años 70. Como escribe Maria Carla Giammarco en la introducción al cuaderno monográfico, «las oleadas de oposición a las iniciativas apostólicas cristianas son un hecho periódico y casi ritual, pero ésta de Sydney, con los asaltos, las barricadas y el lanzamiento de misiles caseros, tiene un atractivo espectacular, un algo de epopeyawestern».

En la sección de Estudios y notas, se encuentran dos artículos que tratan de la relación entre san Josemaría y personajes relevantes de la historia eclesiástica. El primero, está dedicado a la relación epistolar entre el fundador del Opus Dei y mons. Juan Hervás Benet, impulsor de los Cursillos de Cristiandad; su autora, Francisca Colomer, nos descubre la amistad que unió a dos grandes impulsores de la vida espiritual de los laicos. En otro artículo, Aldo Capucci analiza la relación entre san Josemaría y el beato Ildefonso Schuster, cardenal y arzobispo de Milán, figura eminente de la Iglesia en la Italia contemporánea.

Otros estudios de esta sección que recoge trabajos de miscelánea, nos llevan a dos puntos del globo muy distantes entre sí en el plano cultural: la prestigiosa Universidad de Harvard y la indómita región andina de la Prelatura de Yauyos. De manera muy distinta, pero con el mismo espíritu apostólico, personas del Opus Dei han trabajado para llevar el Evangelio a esos lugares. John A. Gueguen continúa un precedente trabajo, publicado en el primer número de Studia et Documenta, sobre los primeros días del Opus Dei en Cambridge (Estados Unidos), mientras que Esteban Puigescribe sobre la Prelatura de Yauyos –confiada por la Santa Sede al Opus Dei– y su proyección en el desarrollo del clero en Perú.

Unos apuntes biográficos de Francisca R. Quiroga sobreNarcisa (Nisa) González Guzmán, una de las primeras mujeres del Opus Dei, completan esta sección de Estudios y Notas.

apuntes

Fragmento de una carta de san Josemaría a Lola Fisac

Pasando a la sección de Documentación, en la que van publicándose documentos inéditos, convenientemente introducidos y anotados, encontramos dos epistolarios: el que mantuvo san Josemaría con Dolores Fisac (otra de las primeras mujeres del Opus Dei) durante la Guerra Civil española, que además de su interés biográfico, constituye un retazo de la vida cotidiana de los refugiados de guerra en clandestinidad. La edición corre a cargo de Yolanda Cagigas. El segundo epistolario –presentado por Francisco Crosas– abarca la relación epistolar del fundador del Opus Dei con el obispo de Vitoria mons. Javier Lauzurica, en los años 1934-1940: otra documentación interesante no sólo para la historia del Opus Dei, sino también para la de la Iglesia en aquellos azarosos años de la vida de España.

La sección de Notiziario (Crónica) está dedicada esta vez a presentar un fenómeno de recepción popular de la memoria de san Josemaría en el espacio urbano italiano: su autor, Aldo Capucci, informa del considerable número de calles, plazas, etc. que están dedicadas al fundador del Opus Dei en ciudades y pueblos de Italia.

También este número ofrece una sección bibliográfica con recensiones y reseñas, y una nueva entrega del ya monumental elenco bibliográfico dedicado a la “Bibliografía General” sobre san Josemaría y el Opus Dei. Los tres primeros números de Studia et Documenta han intentado ofrecer una bibliografía exhaustiva sobre san Josemaría hasta 2002, mientras que en este cuarto número se realiza una primera entrega de la “Bibliografía General sobre el Opus Dei”, que continuará en los siguientes volúmenes.

Más información en www.isje.org (Istituto Storico San Josemaría Escrivá)

La revista Studia et Documenta tiene una sola edición multilingüe. En este cuarto volumen se ofrecen artículos en español, inglés e italiano. Para adquirir el ejemplar o sucsribirse, vaya a www.studiaetdocumenta.it

noticia copiada del blog “aprendiendo a vivir”

>La universidad de La Sabana presenta “San Josemaría y la Universidad”

>Publicado por primera vez por la Universidad de Navarra en el año de 1993, esta primera edición colombiana de “San Josemaría y la Universidad” incluye buena parte de esos textos.

Son precisamente los escritos de San Josemaría sobre la universidad, los que dan origen a este libro llamado “San Josemaría y la Universidad”. En primer lugar aparecen, por orden cronológico, varios discursos académicos pronunciados por el Fundador del Opus Dei entre 1960 y 1964. A continuación, se recoge la homilía del 8 de octubre de 1967, que con el tiempo se publicó bajo el título de “Amar al mundo apasionadamente”. Se trata este último de uno de los textos que mejor resume el pensamiento de San Josemaría Escrivá de Balaguer. Por último, en esta serie aparece la entrevista concedida en el mismo mes de octubre de 1967 a un periodista de la revista ‘Gaceta Universitaria’, titulada “La Universidad al servicio de la sociedad actual”.
Varios de esos escritos recogen las palabras pronunciadas por San Josemaría en ceremonias de investidura de doctorados honoris causa. En uno de ellos, dirigiéndose a los nuevos doctores, elogiaba a los profesores dignos de tal reconocimiento: “Sois, en verdad, servidores nobilísimos de la Ciencia, porque dedicáis vuestras vidas a la prodigiosa aventura de desentrañar sus riquezas, pero además la tradición cultural del cristianismo, que transmite a vuestras tareas plenitud humana, os empuja a comunicar después esas riquezas a los estudiantes, con abierta generosidad, en la alegre labor del magisterio, que es forja de hombres, mediante la elevación de su espíritu”.

Y en otro momento, hablando de la investigación científica, afirmaba: “El Señor otorgó al hombre, como prueba de su amor de predilección, el privilegio de ese chispazo de la inteligencia divina que es el entendimiento. Y es una maravilla comprobar cómo Dios ayuda a la inteligencia humana en esas investigaciones que necesariamente tienen que llevar a Dios, porque contribuyen -si son verdaderamente científicas- a acercarnos al Creador”.
Junto a estos textos, se han añadido dos contribuciones de Monseñor Javier Echevarría, Gran Canciller de la Universidad de La Sabana: en primer lugar, el prólogo que ha querido preparar“con inmensa alegría” para esta edición, como menciona expresamente. En él entrelaza las enseñanzas de San Josemaría con el pensamiento de los dos últimos Romanos Pontífices sobre el quehacer académico. “El estudio, el trabajo intelectual trazan un camino de caridad y, por eso mismo, un camino de santidad”, dice el Prelado del Opus Dei. Más adelante, se publica la entrevista que concedió a la revista Nuestro Tiempo el 1 de febrero de 2000.
Concluyen la primera edición colombiana de San Josemaría y la Universidad tres colaboraciones de autores colombianos muy estrechamente ligados a La Sabana:

La primera de ellas, del Dr. Octavio Arizmendi Posada, es el discurso de inauguración del actual campus universitario, el 7 de octubre de 1988. Con el aire serio y entrañable del primer Rector de la Universidad de la Sabana, el documento se propone “desarrollar la tesis de que el verdadero fin de la Universidad como institución debe ser la perfección humana de sus integrantes, conforme a un ideal de perfección previamente adoptado según la filosofía de cada institución y los cánones de perfección correspondientes a la cosmovisión en que la Universidad se inscribe”.
Después, se recoge un texto del maestro David Mejía Velilla. “El pensamiento educativo de San Josemaría Escrivá de Balaguer”, discurso pronunciado en la Academia Colombiana de Educación en un acto de homenaje al Fundador del Opus Dei, tiene el sello inconfundible del poeta y pensador colombiano.
Por último, se recoge la colaboración que el Vice-Gran Canciller de la Universidad de La Sabana, Monseñor Hernán Salcedo Plazas, preparó expresamente para este volumen. “Con espíritu de conquista” es un texto académico, con matices poéticos, salteado de recuerdos personales e ideas llenas de originalidad, que son un gran “broche” de cierre al libro sobre el pensamiento universitario de San Josemaría.
El esfuerzo que se ha puesto en esta publicación, busca ser un homenaje a San Josemaría y un acicate para que todos los miembros de la comunidad universitaria profundicen en el conocimiento y estudio de su pensamiento.
*Tomado de las palabras del rector Octavio Arizmendi Posada en el acto de lanzamiento del libro
artículo copiado de www.es.josemariaescriva.info

La universidad de La Sabana presenta "San Josemaría y la Universidad"

Publicado por primera vez por la Universidad de Navarra en el año de 1993, esta primera edición colombiana de “San Josemaría y la Universidad” incluye buena parte de esos textos.
 src=
Son precisamente los escritos de San Josemaría sobre la universidad, los que dan origen a este libro llamado “San Josemaría y la Universidad”. En primer lugar aparecen, por orden cronológico, varios discursos académicos pronunciados por el Fundador del Opus Dei entre 1960 y 1964. A continuación, se recoge la homilía del 8 de octubre de 1967, que con el tiempo se publicó bajo el título de “Amar al mundo apasionadamente”. Se trata este último de uno de los textos que mejor resume el pensamiento de San Josemaría Escrivá de Balaguer. Por último, en esta serie aparece la entrevista concedida en el mismo mes de octubre de 1967 a un periodista de la revista ‘Gaceta Universitaria’, titulada “La Universidad al servicio de la sociedad actual”.
Varios de esos escritos recogen las palabras pronunciadas por San Josemaría en ceremonias de investidura de doctorados honoris causa. En uno de ellos, dirigiéndose a los nuevos doctores, elogiaba a los profesores dignos de tal reconocimiento: “Sois, en verdad, servidores nobilísimos de la Ciencia, porque dedicáis vuestras vidas a la prodigiosa aventura de desentrañar sus riquezas, pero además la tradición cultural del cristianismo, que transmite a vuestras tareas plenitud humana, os empuja a comunicar después esas riquezas a los estudiantes, con abierta generosidad, en la alegre labor del magisterio, que es forja de hombres, mediante la elevación de su espíritu”.

Y en otro momento, hablando de la investigación científica, afirmaba: “El Señor otorgó al hombre, como prueba de su amor de predilección, el privilegio de ese chispazo de la inteligencia divina que es el entendimiento. Y es una maravilla comprobar cómo Dios ayuda a la inteligencia humana en esas investigaciones que necesariamente tienen que llevar a Dios, porque contribuyen -si son verdaderamente científicas- a acercarnos al Creador”.
Junto a estos textos, se han añadido dos contribuciones de Monseñor Javier Echevarría, Gran Canciller de la Universidad de La Sabana: en primer lugar, el prólogo que ha querido preparar“con inmensa alegría” para esta edición, como menciona expresamente. En él entrelaza las enseñanzas de San Josemaría con el pensamiento de los dos últimos Romanos Pontífices sobre el quehacer académico. “El estudio, el trabajo intelectual trazan un camino de caridad y, por eso mismo, un camino de santidad”, dice el Prelado del Opus Dei. Más adelante, se publica la entrevista que concedió a la revista Nuestro Tiempo el 1 de febrero de 2000.
Concluyen la primera edición colombiana de San Josemaría y la Universidad tres colaboraciones de autores colombianos muy estrechamente ligados a La Sabana:
 src=
La primera de ellas, del Dr. Octavio Arizmendi Posada, es el discurso de inauguración del actual campus universitario, el 7 de octubre de 1988. Con el aire serio y entrañable del primer Rector de la Universidad de la Sabana, el documento se propone “desarrollar la tesis de que el verdadero fin de la Universidad como institución debe ser la perfección humana de sus integrantes, conforme a un ideal de perfección previamente adoptado según la filosofía de cada institución y los cánones de perfección correspondientes a la cosmovisión en que la Universidad se inscribe”.
Después, se recoge un texto del maestro David Mejía Velilla. “El pensamiento educativo de San Josemaría Escrivá de Balaguer”, discurso pronunciado en la Academia Colombiana de Educación en un acto de homenaje al Fundador del Opus Dei, tiene el sello inconfundible del poeta y pensador colombiano.
Por último, se recoge la colaboración que el Vice-Gran Canciller de la Universidad de La Sabana, Monseñor Hernán Salcedo Plazas, preparó expresamente para este volumen. “Con espíritu de conquista” es un texto académico, con matices poéticos, salteado de recuerdos personales e ideas llenas de originalidad, que son un gran “broche” de cierre al libro sobre el pensamiento universitario de San Josemaría.
El esfuerzo que se ha puesto en esta publicación, busca ser un homenaje a San Josemaría y un acicate para que todos los miembros de la comunidad universitaria profundicen en el conocimiento y estudio de su pensamiento.
*Tomado de las palabras del rector Octavio Arizmendi Posada en el acto de lanzamiento del libro
artículo copiado de www.es.josemariaescriva.info