Cristo

  • A. Jesucristo y su divinidad.
  • B. Datos históricos sobre Jesús.

A. JESUCRISTO Y SU DIVINIDAD

1. ¿Quién es Jesucristo? Es el Hijo de Dios hecho hombre. La Segunda persona de la Trinidad tomó la naturaleza humana y nació de la Virgen María. Así Jesucristo es perfecto Dios y perfecto hombre.

2. ¿Cómo sabemos que Jesucristo es perfecto hombre? Por sus actos humanos. Por los mismos motivos que al ver una persona sabemos que es un hombre. Jesucristo nació, trabajó, rezó, sufrió, tuvo amigos y lloró por ellos,…

3. ¿Cómo sabemos que Jesucristo es Dios? Por sus actos divinos. Hizo abundantes milagros y habló con autoridad divina. Por ejemplo, al comentar los mandamientos que Dios había dado a Moisés, los mejoró afirmando: “pero yo os digo”.

4. ¿Otros santos no han hecho milagros? Sí. Muchos, pero de modo diferente. Cuando los santos hacen milagros ponen mucho cuidado en atribuir esos hechos a Dios porque saben que actúan por el poder que el Señor les concede. En cambio, Jesucristo actuaba por su propio poder: “yo te lo digo, levántate”.

5. Algunas consecuencias de la divinidad de Cristo

  • Sus palabras son importantes pues son la voz de Dios. De ahí el gran interés por conocer su doctrina y practicarla.
  • Su claro amor por los hombres es maravilloso pues es el amor de Dios. Saber que Dios nos ama es motivo de agradecimiento y fuerte impulso para servirle generosamente.
  • Los medios de santificación que dejó (los 7 sacramentos) son esenciales pues son ayudas de Dios. Y lógicamente procuramos recibirlos con frecuencia.
  • La Iglesia que fundó es imprescindible pues la fundó Dios. Ella conserva y transmite lo que Cristo nos dejó.

6. ¿Qué conservamos de la estancia de Cristo en la tierra? La presencia de Dios entre nosotros es el hecho más grandioso en la historia de la humanidad. Aparte de los restos arqueológicos, conservamos tres cosas principales del paso de Cristo por la tierra:

  • Su doctrina, sus enseñanzas, su ejemplo.
  • Los 7 sacramentos que Él instituyó.
  • El Papa, el sucesor de Pedro, que vela porque esas enseñanzas se conserven y difundan por todo el mundo.

7. ¿Cómo se sabe que los sacramentos y enseñanzas de Cristo son tales y no otras? Porque el Papa avala unas doctrinas y descarta otras. Para ello cuenta con la ayuda divina pues obviamente el Señor desea que sus enseñanzas se transmitan sin errores.

B. DATOS HISTÓRICOS SOBRE JESUCRISTO

1. ¿Qué datos históricos tenemos sobre Jesús? Disponemos de tres tipos de fuentes de información: cristiana, judía y pagana. Los documentos cristianos son los más abundantes, destacando en particular los cuatro evangelios. También los demás libros del nuevo testamento, y los abundantes escritos de los Santos Padres, como san Agustín, san Jerónimo, etc.

2. ¿Qué afirman autores judíos? Citemos dos ejemplos importantes:

  • Flavio Josefo en “Antigüedades judías”, de finales del siglo I, dice: “En este tiempo apareció Jesús, hombre sabio, si es que se le puede llamar hombre, porque realizó obras maravillosas, y fue Maestro de los hombres (…). Denunciado por los de nuestra nación, Pilato le condenó al suplicio de cruz”.
  • El Talmud de Babilonia del siglo V dice: “el día señalado para la ejecución, antes de la fiesta de la Pascua, se suspendió en un patíbulo a Jesús de Nazaret”.

3. ¿Qué afirman autores romanos? Tácito en sus Anales del año 116 menciona a los cristianos así: “Este nombre les viene de Cristo, quien, bajo el imperio de Tiberio, fue ajusticiado por el procurador Poncio Pilato”. También hablan de Jesús otros textos de Plinio el joven, Suetonio, etc.

4. ¿Jesús se casó como dice una novela de códigos y da Vinci? Novela es. Y ningún libro de historia, ningún documento serio, avalan esa afirmación de el código da Vinci. Decir que Jesús se casó o que tuvo un hijo es tan falso como decir que iba de un pueblo a otro en moto. Simplemente no sucedió. Hay algún escrito gnóstico que menciona esto, pero también hablan de 8, 12, 30 parejas eónicas divinas, y otros temas que rezuman fantasía. Ellos, tan aficionados a las parejas divinas hombre-mujer, es lógico que ajudiquen a Jesucristo su pareja correspondiente para encajarlo en sus elaboraciones.

Sobre las fuentes cristianas, ver evangelios. También puede verse un resumen de la vida de Cristo.

Biblia

  • A. ¿Qué es la Biblia? Planteamientos judeo cristianos.
  • B. Interpretación bíblica.
  • C. Inspiración divina de la Biblia.

A. ¿QUÉ ES LA BIBLIA? 1. ¿Qué es la Biblia? Se llama Biblia al conjunto de textos inspirados por Dios para conducir a los hombres al cielo. Los libros anteriores a Jesucristo forman el llamado antiguo testamento. Los demás textos son el nuevo testamento. La inspiración divina de la Biblia está avalada por las tradiciones judeo cristianas.
2. ¿Qué dicen los judíos respecto a la biblia? Los judíos sólo aceptan como inspirados los libros del antiguo testamento. Suelen entenderlos bastante literalmente y con rigor en aplicaciones detalladas.
3. ¿Qué dicen los protestantes respecto a la biblia? En la teoría protestante todavía imperan los lemas de “sola scriptura” y “libre examen”, que rechazan la Tradición y Magisterio eclesiástico, para afirmar que cada uno interprete la Biblia a su manera. Por esto han surgido numerosas divisiones en el protestantismo. Sin embargo en la práctica, los protestantes interpretan la Biblia según la tradición de su rama religiosa, y según las explicaciones de sus dirigentes. Es lógico que sea así.
4. ¿Qué dicen los ortodoxos respecto a la biblia? En general, los ortodoxos coinciden con los católicos en su visión de la Biblia.
5. ¿Qué dicen los católicos respecto a la biblia? Los católicos aceptan también que la Biblia es inspirada por Dios. En cuanto a la interpretación bíblica, los católicos siguen la Tradición, y el Magisterio del Papa.
B. INTERPRETACIÓN DE LA BIBLIA
1. ¿La Biblia necesita interpretación? Cualquier persona al leer un libro lo comprende de una manera que puede ser diferente al modo de entenderlo de otro lector. Esto es correcto también al leer la Biblia. Sin embargo, puede suceder que alguna lectura obtenga conclusiones opuestas a lo que Dios quiere decirnos. Por esto, conviene que además de las opiniones personales, exista una interpretación auténtica que garantice la fidelidad al deseo divino. Entre los católicos, esta tarea la realiza el Magisterio del Papa, de acuerdo con la Tradición.
2. ¿Por qué los católicos tienen esta interpretación auténtica? Porque Jesucristo prefirió esta manera de actuar; y así lo recoge la misma Biblia:

  • Jesucristo eligió a Pedro como cabeza y pastor de su Iglesia y le dijo: “todo lo que ates sobre la tierra quedará atado en los cielos, y todo lo que desates sobre la tierra quedará desatado en los cielos” (Mt 16, 19). (Sin referencias a la Biblia).
  • Jesús confirma y mejora al antiguo testamento. Sin embargo, en sus indicaciones a los Apóstoles nunca habla de seguir la Biblia, sino de predicarle a Él, sus enseñanzas.
  • Jesucristo dijo a los Apóstoles: “Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándoles en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo cuanto os he mandado” (Mt 28, 19-20). (Cuanto os he mandado oralmente pues así enseñó Jesús).
  • Jesucristo no quiso dejar ningún texto escrito, sino que prefirió elegir a sus Apóstoles como transmisores de su doctrina con la ayuda del Espíritu Santo. Las enseñanzas de Cristo son igual o más importantes que las contenidas en el antiguo testamento. Y el Señor prefirió transmitirlas oralmente dando así una categoría decisiva a la Tradición y al Magisterio de la Iglesia. Jesús no quiso escribir, prefirió dejarnos a Pedro.

3. ¿No es raro que unos hombres interpreten la palabra de Dios? No es raro, si estos hombres han recibido el mandato divino de obrar así, enseñando a todas las gentes. Además, el Papa y los obispos mantienen -lógicamente- un exquisito respeto hacia los textos bíblicos, estudiando bien su contenido; y al dar una interpretación actúan bajo la guía del Espíritu Santo y del mismo Jesucristo que cuida de su Iglesia: “Sabed que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” (Mt 28, 19-20). 4. ¿No es mejor que cada uno interprete la Biblia a su manera? Esto no es conveniente, pues con gran facilidad cada uno puede entender lo que le parezca tomando un texto aquí o allá, sin tener en cuenta otros textos bíblicos y otras enseñanzas de Jesucristo. Cada uno inventaría su propia religión en la que él sería quien dictara las normas. Y una religión inventada por uno mismo sin duda es falsa.
5. ¿Por qué Dios ha preferido actuar así? El Señor ha querido unir la Bibla a la Tradición y al Magisterio, buscando el bien del hombre:

  • La soberbia y autosuficiencia hacen mucho daño al hombre. Fue el pecado del diablo que quiso independizarse de Dios. Nosotros no somos dioses sino criaturas, y la autonomía respecto a Dios nos destroza. Por esto, el Señor previene el orgullo y prefiere que no sea cada uno quien se autodiseñe la Biblia.
  • Dios creó al hombre como ser social: “No es bueno que el hombre esté solo” (Gn 2, 18). Tampoco el hombre se autosalva, sino que conviene a la naturaleza humana avanzar hacia el Señor con la colaboración de otros hombres. Otros hombres le bautizan y confiesan. Otros hombres le ayudan a entender la Biblia.

6. ¿Algún ejemplo de interpretación bíblica? En el antiguo testamento se prescriben algunas normas limitadas a una época o situación concreta. En el nuevo testamento se corrigen algunas. Otras se han modificado posteriormente. Con esto no se actúa contra la Biblia, sino a favor de su interpretación adecuada, buscando realizar lo que Dios desea, distinguiendo lo que debe hacerse siempre, de lo que sólo eran normas circunstanciales y transitorias. 7. ¿Un ejemplo? En el antiguo testamento estaba ordenado: lapidar a las adúlteras, no comer carne de cerdo, sacrificar dos corderos cada día, realizar la circuncisión (esto era muy importante), etc. En el nuevo testamento, se lee como Dios insta a Pedro a modificar algunas cosas, sobre todo el cambio tan grande de suprimir la circuncisión. Reunidos los apóstoles con Pedro decretaron: “Hemos decidido el Espíritu Santo y nosotros no imponeros más cargas que las necesarias: abstenerse de lo sacrificado a los ídolos, de la sangre, de los animales estrangulados y de la fornicación. Obraréis bien al guardaros de estas cosas” (Hch 15, 28-29). Este texto bíblico muestra como el Señor guía a los apóstoles. Aquí, el antiguo y nuevo testamento se oponen aparentemente, pero sigue siendo Dios quien guía a su pueblo, antes mediante Moisés, luego con Pedro, ahora mediante el Papa. Es el estilo divino de actuar.
8. ¿La Iglesia católica prohíbe reflexionar en la Biblia? No, no. La lectura y meditación de la Biblia está muy recomendada en la Iglesia católica, siempre que uno la lea con deseo de orar, aprender y acercarse a Dios. Sobre todo es muy aconsejable leer los evangelios.
C. INSPIRACIÓN DIVINA DE LA BIBLIA
1. ¿Qué significa que la Biblia es inspirada por Dios? La inspiración divina de la Biblia significa que Dios mismo es el autor principal de estos libros, aunque utilizó para escribirlos un instrumento humano. El autor humano escribe con su estilo, pero bajo la inspiración divina, de modo que lo escrito realmente es palabra de Dios.
2. ¿Cómo se sabe que la Biblia está inspirada por Dios? Esta inspiración se conoce por dos motivos principales:

  • El Señor al dirigirse a l
    os hombres añade a sus palabras unos hechos portentosos -milagros- que testifican esas frases como divinas.
  • La Tradición y el Magisterio transmiten esos textos como auténticos, diferenciándolos de otros libros.

3. ¿Qué milagros ha habido? En el antiguo testamento se narran bastantes milagros, sobre todo en torno a Moisés. En el nuevo testamento son muy conocidos y abundantes los milagros de Jesucristo. También se recogen hechos portentosos de los Apóstoles. Actualmente, sigue habiendo milagros de vez en cuando.

Jesús de Nazaret – Jesucristo

  • A. Jesucristo y su divinidad.
  • B. Datos históricos sobre Jesús.

A. JESUCRISTO Y SU DIVINIDAD

1. ¿Quién es Jesucristo? Es el Hijo de Dios hecho hombre. La Segunda persona de la Trinidad tomó la naturaleza humana y nació de la Virgen María. Así Jesucristo es perfecto Dios y perfecto hombre.

2. ¿Cómo sabemos que Jesucristo es perfecto hombre? Por sus actos humanos. Por los mismos motivos que al ver una persona sabemos que es un hombre. Jesucristo nació, trabajó, rezó, sufrió, tuvo amigos y lloró por ellos,…

3. ¿Cómo sabemos que Jesucristo es Dios? Por sus actos divinos. Hizo abundantes milagros y habló con autoridad divina. Por ejemplo, al comentar los mandamientos que Dios había dado a Moisés, los mejoró afirmando: “pero yo os digo”.

4. ¿Otros santos no han hecho milagros? Sí. Muchos, pero de modo diferente. Cuando los santos hacen milagros ponen mucho cuidado en atribuir esos hechos a Dios porque saben que actúan por el poder que el Señor les concede. En cambio, Jesucristo actuaba por su propio poder: “yo te lo digo, levántate”.

5. Algunas consecuencias de la divinidad de Cristo

  • Sus palabras son importantes pues son la voz de Dios. De ahí el gran interés por conocer su doctrina y practicarla.
  • Su claro amor por los hombres es maravilloso pues es el amor de Dios. Saber que Dios nos ama es motivo de agradecimiento y fuerte impulso para servirle generosamente.
  • Los medios de santificación que dejó (los 7 sacramentos) son esenciales pues son ayudas de Dios. Y lógicamente procuramos recibirlos con frecuencia.
  • La Iglesia que fundó es imprescindible pues la fundó Dios. Ella conserva y transmite lo que Cristo nos dejó.

6. ¿Qué conservamos de la estancia de Cristo en la tierra? La presencia de Dios entre nosotros es el hecho más grandioso en la historia de la humanidad. Aparte de los restos arqueológicos, conservamos tres cosas principales del paso de Cristo por la tierra:

  • Su doctrina, sus enseñanzas, su ejemplo.
  • Los 7 sacramentos que Él instituyó.
  • El Papa, el sucesor de Pedro, que vela porque esas enseñanzas se conserven y difundan por todo el mundo.

7. ¿Cómo se sabe que los sacramentos y enseñanzas de Cristo son tales y no otras? Porque el Papa avala unas doctrinas y descarta otras. Para ello cuenta con la ayuda divina pues obviamente el Señor desea que sus enseñanzas se transmitan sin errores.

B. DATOS HISTÓRICOS SOBRE JESUCRISTO

1. ¿Qué datos históricos tenemos sobre Jesús? Disponemos de tres tipos de fuentes de información: cristiana, judía y pagana. Los documentos cristianos son los más abundantes, destacando en particular los cuatro evangelios. También los demás libros del nuevo testamento, y los abundantes escritos de los Santos Padres, como san Agustín, san Jerónimo, etc.

2. ¿Qué afirman autores judíos? Citemos dos ejemplos importantes:

  • Flavio Josefo en “Antigüedades judías”, de finales del siglo I, dice: “En este tiempo apareció Jesús, hombre sabio, si es que se le puede llamar hombre, porque realizó obras maravillosas, y fue Maestro de los hombres (…). Denunciado por los de nuestra nación, Pilato le condenó al suplicio de cruz”.
  • El Talmud de Babilonia del siglo V dice: “el día señalado para la ejecución, antes de la fiesta de la Pascua, se suspendió en un patíbulo a Jesús de Nazaret”.

3. ¿Qué afirman autores romanos? Tácito en sus Anales del año 116 menciona a los cristianos así: “Este nombre les viene de Cristo, quien, bajo el imperio de Tiberio, fue ajusticiado por el procurador Poncio Pilato”. También hablan de Jesús otros textos de Plinio el joven, Suetonio, etc.

4. ¿Jesús se casó como dice una novela de códigos y da Vinci? Novela es. Y ningún libro de historia, ningún documento serio, avalan esa afirmación de el código da Vinci. Decir que Jesús se casó o que tuvo un hijo es tan falso como decir que iba de un pueblo a otro en moto. Simplemente no sucedió. Hay algún escrito gnóstico que menciona esto, pero también hablan de 8, 12, 30 parejas eónicas divinas, y otros temas que rezuman fantasía. Ellos, tan aficionados a las parejas divinas hombre-mujer, es lógico que ajudiquen a Jesucristo su pareja correspondiente para encajarlo en sus elaboraciones.

Sobre las fuentes cristianas, ver evangelios. También puede verse un resumen de la vida de Cristo.

Ángeles

1. ¿Quiénes son los ángeles? Son espíritus creados por Dios con gran inteligencia y voluntad. Viven felices en el cielo alabando y sirviendo a Dios.
2. ¿Qué misión tienen los ángeles respecto a los hombres?

  • Los ángeles nos prestan favores espirituales y materiales. Nos protegen y guían hacia el cielo. Cada persona tiene asignado un ángel custodio.
  • Los ángeles llevan mensajes de Dios a los hombres y de los hombres a Dios. El Señor a veces nos habla directamente, pero con frecuencia envía a sus ángeles. Por ejemplo, el ángel Gabriel fue a Nazaret, donde anunció a la Virgen María que iba a ser la Madre de Dios.

3. ¿Cómo hablar con los ángeles? Sólo Dios lee nuestra inteligencia. Si queremos hablar con los ángeles es necesario dirigirse a ellos. Basta simplemente hablarles con el pensamiento. 4. ¿Es conveniente hablar con los ángeles? Interesa mucho conversar y trabar amistad con las personas del cielo -ángeles y santos-. También es bueno pedirles favores y agradecerlos. En la vida espiritual siempre conviene ir acompañados.
5. ¿Cómo escuchar la voz de los ángeles? La voz de los seres espirituales no llega a los oídos como las palabras de los seres materiales. Los ángeles hablan al pensamiento, y su voz se reconoce en los buenos deseos que se nos ocurren. Estas buenas ideas pueden ser voz de Dios o nuestros propios pensamientos -a veces un juicio de conciencia-, pero también la voz de los ángeles.
6. ¿Los ángeles custodios nos protegen de todo? No, no. Principalmente intentan ayudarnos en la vida espiritual y en las tentaciones. Pero no pueden impedir los pecados pues han de respetar la libertad humana. En cuanto a los males físicos, a menudo nos evitan algunos, pero no pueden suprimirlos todos pues esto sería cambiar el mundo. Llegamos así al problema del mal.

Antiguo Testamento (Biblia)

  • A. Los comienzos.
  • B. Después de Moisés.

Antes de Cristo, la historia de la religión católica coincide con la del pueblo judío, y se encuentra en los libros de la Biblia que forman el antiguo testamento.

A. LOS COMIENZOS

1. ¿Antes del mundo? Antes del mundo sólo existía Dios. Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo vivían eternamente felices. Y no había nada más, ni estrellas, ni planetas, ni animales, ni ángeles. Nada más. ¿Y qué hacían las tres personas divinas? Podemos decir que su actividad eterna era conocerse y amarse. Intercambiaban ideas y cariño, conversaban.

2. ¿Cómo empezó el mundo? En el principio creó Dios el cielo y la tierra. La Biblia narra la creación en seis períodos que llama días (es un modo de explicarlo, que nada se opone al big bang). El día séptimo cesó Dios de crear, y más tarde el Señor destinó este día a que fuese santificado y dedicado a Él.

3. ¿Qué creó primero? Probablemente Dios creó primero a los ángeles, que son seres espirituales de inteligencia y voluntad muy perfectas. Con su entendimiento poderoso conocen la verdad con agilidad y precisión. Con su fuerte voluntad toman decisiones y las cumplen sin fallar.

4. La prueba de los ángeles.- la bondad de Dios no se conformó con los dones que les otorgó. Quiso que los ángeles participaran de la divinidad y encontraran sitio en la familia divina. Y el Señor decidió que este gran tesoro no fuera obligatorio sino que lo ganaran en parte con sus méritos superando una prueba. Entonces:

  • Muchos de estos espíritus permanecieron fieles a Dios y fueron premiados con la eterna felicidad de la gloria. Son los ángeles.
  • Pero otros muchos rechazaron a Dios. Despreciaron el amor divino, y prefirieron su propia soberbia, el orgullo de ser independientes del Señor, como si no fueran criaturas. En consecuencia quedaron apartados de Dios y así surgió el infierno. Son los demonios.

5. ¿Y los hombres? Dios creó al hombre a su imagen y semejanza infundiéndole un alma inmortal. El primer hombre se llamó Adán y Dios le colocó en un lugar delicioso: el paraíso terrenal. Luego creó a la mujer, Eva. Además, el Señor les otorgó una participación de la vida divina -gracia-. El hombre no sufría, ni tenía enfermedades, ni moriría. Gozaba de armonía consigo mismo, con el Creador, entre hombre y mujer, y con la Creación.

6. La prueba del hombre.- Como en el caso de los ángeles, el Señor también quiso que el hombre aceptara libremente el amor divino y se ganara el cielo. El demonio, envidioso de su felicidad, les tentó, y el hombre desconfió de su Creador, quiso ser como Dios independiente de Él y desobedeció al Señor. Así Adán y Eva perdieron, para sí y para sus descendientes, la santidad inicial -la gracia- y otros dones. La naturaleza humana, sin estar corrompida, quedó herida en sus fuerzas, sometida a la ignorancia, al sufrimiento y a la muerte, e inclinada al pecado. Así para obrar bien hay que esforzarse superando la inclinación al mal. A esta situación en que todos nacemos se le llama pecado original.

7. Promesa de un Salvador.- Adán y Eva quedaron apartados de Dios y expulsados del paraíso, pero Dios no desamparó a los hombres sino que prometió un Salvador (el Mesías), que abrirá de nuevo las puertas del cielo. Luego, el Señor repitió esta promesa a los Patriarcas y Profetas.

8. ¿Los Patriarcas? Fueron personajes que al frente de su familia destacaron por su fidelidad a Dios, transmitiendo su promesa y cumpliendo la voluntad divina. Destacaron Abrahán y su nieto Jacob, llamado después Israel. Sus descendientes serán el pueblo de Jacob o pueblo de Israel. Dios prometió a Abrahán que le haría cabeza de un gran pueblo y que de su descendencia nacería el Mesías.

9. Moisés.- Jacob y su familia se trasladaron a Egipto, donde se multiplicaron formando un gran pueblo. Entre sus descendientes está Moisés, que elegido por el Señor sacó a Israel de Egipto y lo llevó a la tierra de Canaán prometida por Dios a Abrahán. El Señor guió a su pueblo por el desierto con varios milagros, como el paso del mar Rojo y el maná. Se presentó a Moisés en el monte Sinaí y le entregó los diez mandamientos, estableciendo una alianza con los israelitas. Ellos serán su pueblo y Él será su Dios. Con Moisés, los israelitas toman conciencia de pueblo.

B. DESPUÉS DE MOISÉS

1. Jueces y Reyes.- El pueblo de Israel no siempre fue fiel al Señor. Sucedía entonces que sus enemigos les dominaban, hasta que arrepentidos acudían de nuevo a Dios que les ayudaba por medio de buenos dirigentes llamados jueces, como Samuel. Luego, fueron gobernados por reyes, primero Saúl, luego David y Salomón. David fue predilecto del Señor.

2. División y cautiverio.- Después, el reino se dividió en dos: Israel (diez tribus) y Judá (dos tribus). Hubo altibajos de fidelidad a Dios, pero más bien se extendió el mal comportamiento y la idolatría. Entonces el Señor permitió que fueran derrotados y deportados.

3. Profetas.- En estos años, el Señor elegía de vez en cuando algunos profetas y los enviaba para que hablaran de su parte al pueblo y le recordaran sus deberes. Por ejemplo, Elías y Eliseo que hicieron muchos milagros. Entre las profecías destacan las que aluden al futuro Mesías, como algunas de Isaías y salmos de David.

4. Después del destierro.- Volvieron a Jerusalén, reconstruyeron el Templo, y procuraron ser más fieles a Dios esperando la llegada del Salvador. Algunos reyes extranjeros quisieron imponer la idolatría, y hubo algunos episodios de fidelidad al Señor. Los hermanos Macabeos consiguieron defender al pueblo de estas injerencias.

5. Imperio romano.- Después, llegaron los romanos y se hicieron con el control de la zona, respetando las costumbres religiosas. Y llegó el momento de que Jesucristo naciera en Belén.