La felicidad del egoísta no es duradera – Camino n. 29

Camino 29. La relativa y pobre felicidad del egoísta, que se encierra en su torre de marfil, en su caparazón…, no es difícil conseguirla en este mundo. -Pero la felicidad del egoísta no es duradera. ¿Vas a perder, por esa caricatura del cielo, la Felicidad de la Gloria, que no tendrá fin?

———
EDICIÓN CRÍTICA

Con este punto acababa el capítulo «Carácter» en la edición de Cuenca.

San Josemaría, al componer en Burgos la edición definitiva, asumió, como hemos visto, la secuencia de Consideraciones Espirituales, sin más variantes que las señaladas: la introducción del actual punto 12 y la inserción, que acabamos de comentar, de los puntos 26 y 27, sobre la vocación matrimonial.

El texto de este punto 29 procede del Cuaderno VI, nº 1056, que lleva fecha de 5-X-1933 y tiene un tenor literal idéntico, con pequeñas diferencias de puntuación.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *